Abejas tapiceras

En el huerto colocamos hace un año una caja-nido para abejas tapiceras.

Estas abejas (género Megachile) ponen los huevos en agujeros o grietas en troncos de árboles o madera muerta. Después de depositar el huevo lo protege con una puerta que construye ella misma. Con sus mandíbulas, recorta un círculo en una hoja fresca y la coloca cerrando el agujero y dejando en el interior el huevo junto a una pequeña cantidad de polen que servirá de alimento a la larva cuando eclosione.

Caja-nido

Es fácil construir refugios para estos animales. Basta con colocar en una pared unas cuantas cañas, pajitas o canutillos de papel con un diámetro aproximado de medio centímetro.

Ellas encontrarán el agujero y lo ocuparán. Si utilizas distintos materiales y varías los tamaños de los agujeros, es probable que entren otras especies de insectos o arácnidos.

Biodiversidad en el huerto

Recuerda que cuanta más diversidad haya en el huerto, mejor. En un ecosistema rico y variado es más difícil que aparezcan plagas dañinas para los cultivos.

Estos refugios ayudan, pero lo más importante es mantener una gran cantidad de plantas diferentes entre los cultivos y alrededor del huerto, tanto silvestres como cultivadas. Así, los insectos encontraran alimento (flores, hojas y frutos) y refugio para criar y esconderse.

Y, por supuesto, NO USES INSECTICIDAS O HERBICIDAS. Vale la pena compartir la cosecha con un par de insectos antes que perderlos a todos por culpa del veneno.

Los mismos insectos que viven en el huerto ayudan a polinizar las hortalizas y controlan las plagas.

Modelo para experimentistas

El modelo que hemos colocado nosotros es un poco más complicado de construir, pero muy interesante.

Se trata de una caja con puerta en la que hemos sustituido las cañas por tubos transparentes. Las abejas entran por un lateral y ponen los huevos normalmente, pero al tener puerta nosotros podemos abrir de vez en cuando y ver cómo se desarrolla el huevo o la larva.

Recuerda dejar la puerta siempre bien cerrada. De lo contrario, la abeja no entrará porque necesita oscuridad.